miércoles, 23 de septiembre de 2009

Modelo de Existencia-Relación-Crecimiento [ERC] del Dr. Alderfer


A partir de los modelos de necesidades que precedieron al modelo de Alderfer, principalmente el modelo de Maslow y con el propósito de superar algunas de las debilidades del modelo de Maslow, el Dr. Clayton Alderfer propuso una jerarquía de necesidades modificada, la cual se conoce con el nombre de modelo ERC por sus siglas en idioma español, el modelo posee tres niveles.


Reformulando la teoría de las jerarquías de Maslow, el Dr. Alderfer postula la existencia de tres necesidades fundamentales: Existencia, Relación y Crecimiento, de ahí su nombre (ERC). Sin embargo, la diferenciación con Maslow va más allá de una mera simplificación o reconceptualización. Para esta concepción se demuestra que:

  • Es posible que al mismo tiempo esté en operación más de una necesidad.
  • Si se reprime la satisfacción de una necesidad superior, aumenta el deseo de una inferior.

Alderfer propuso una jerarquía de necesidades modificada –el modelo ERC- con apenas tres niveles. Planteó que los empleados están interesados al principio en satisfacer sus necesidades de existencia, en las cuales se combinan los factores fisiológicos y de seguridad. Esas necesidades se satisfacen con el salario, las condiciones físicas del trabajo, la seguridad en el puesto y las prestaciones. Las necesidades de relación ocupan el nivel siguiente e implican sentirse entendidos y aceptados por las personas que están arriba, debajo y alrededor del empleado, tanto en su trabajo como fuera de él. Las necesidades de crecimiento forman la tercera categoría y comprenden el deseo de autoestima y realización personal. Caso:


“…el presidente de una cadena de tiendas pensaba que todo iba bien. La compañía acababa de añadir 10 nuevas tiendas a su cadena de 90 establecimientos, como parte de un ambicioso programa corporativo de expansión. Un día, el principal director de mercadotecnia entró en la oficina del presidente y le anunció que odiaba su trabajo. El presidente se preguntaba ¿Qué querrá?, al mismo tiempo que le invitaba a sentarse y conversar acerca de sus necesidades y aspiraciones. El presidente continuó pensando: seguramente no es la seguridad en su puesto ni mejores condiciones de trabajo. Quizá sienta la necesidad de aprender nuevas habilidades y adquirir capacidades de ejecutivo…”


La inminente conversación que seguiría entre el presidente y el director de mercadotecnia podría estructurarse con base en el modelo ERC de Alderfer. En primer término, el presidente necesitaría identificar cuáles niveles están satisfechos. Por ejemplo, una amplia disparidad entre sus salarios podría llevar a que el director de mercadotecnia se sintiera frustrado, en relación con sus necesidades de existencia, no obstante su respetable paquete de salario y prestaciones. También podría ser que su concentración en el trabajo durante largas horas y los constantes viajes por los preparativos, para la apertura de las tiendas, dejara insatisfechas sus necesidades de relación. Por último, suponiendo que domina las tareas actuales de su puesto, sería factible que experimente la necesidad de desarrollar sus habilidades no relacionadas con el marketing y crecer en nuevas áreas.


Además de condensar los cinco niveles de necesidades de Maslow en tres que son más compatibles con las investigaciones, existen otras diferencias entre ese modelo y el modelo ERC de Alderfer, por ejemplo, éste último no supone una progresión rigurosa de un nivel a otro. En su lugar, acepta la posibilidad de que los tres niveles estén activos en un momento dado ó incluso, de que sólo lo esté uno de los niveles superiores. Además, hace pensar que una persona frustrada en cualquiera de los dos niveles superiores regresaría a concentrarse en el nivel inferior, para luego avanzar de nuevo. Por último, mientras que los dos primeros niveles son un tanto limitados en sus requisitos de satisfacción, las necesidades de crecimiento no son sólo ilimitadas, sino que en realidad se debilitan cada vez que se logra su satisfacción.






Comparando los Modelos de Maslow, Herzberg y Alderfer. Las similitudes entre los tres modelos de necesidades humanas son evidentes, como se ilustra en la figura anterior, si bien existen diferencias importantes. Los modelos de Maslow y Alderfer se orientan hacia las necesidades internas del empleado, mientras que el de Herzberg identifica y diferencia los factores (contenido y contexto del puesto) que pueden brindarse para la satisfacción de las necesidades.



Hay interpretaciones muy socorridas de los modelos de Maslow y Herzberg que suponen que en las sociedades modernas las necesidades de orden inferior están satisfechas para muchos trabajadores, por lo que están motivados principalmente por necesidades y factores de orden superior, Davis y Newstrom (2003).



Alderfer plantea que la falta de satisfacción de las necesidades de relación o crecimiento causa interés renovado en las de existencia. (Hay consecuencias de la falta de satisfacción de necesidades, pueden que produzcan frustración o confrontación constructiva). Por último, los tres modelos indican que antes de que un gerente brinde una recompensa resultaría útil descubrir cuáles necesidades predominan por el momento en el empleado. De tal manera, todos los modelos de necesidades proporcionan los cimientos para entender y aplicar la modificación del comportamiento.