sábado, 3 de octubre de 2009

Teoría de Liderazgo de la Senda-Objetivo de Robert House


Robert House propone que el líder puede motivar a los subordinados de la siguiente manera[1]:

Identificando claramente los resultados que los subordinados tratan de obtener en el trabajo.

Recompensando por su alto desempeño y por el logro de metas con los beneficios que el desea.

Aclarando los caminos para alcanzar las metas, quitar los obstáculos para un desempeño más alto y mostrar confianza hacia ellos.


Esta teoría dice que los líderes deben tener estos cuatro comportamientos para motivar a los empleados:



  • Comportamientos directivos: es similar a la estructura inicial e incluye el establecimiento de metas, desempeño de tareas y pasos para realizarlas.



  • Comportamientos de soporte: es similar a la consideración e incluye expresar interés hacia los subordinados y tomar en cuenta sus inquietudes.



  • Comportamientos participativos: dejar que los subordinados opinen y tomen decisiones.



  • Comportamientos orientados al desempeño: motiva a los subordinados a dar su máximo esfuerzo.

De acuerdo con el modelo camino-objetivo, la conducta del líder se considera aceptable si los empleados la perciben como una fuente de satisfacción o como medio para preparar el camino para la satisfacción futura. Además, la conducta del líder motiva en la medida que: 1) hace disminuir los obstáculos que interfieren con el logro del objetivo, 2) proporciona las directrices y el apoyo que los empleados requieren y 3) relaciona compensaciones significativas con el logro de un objetivo[2].

Dado que el modelo tiene que ver con los caminos hacia los objetivos y compensaciones, recibe el nombre de la teoría camino-objetivo del liderazgo. House considera que la tarea principal del líder es ayudar a los empleados a mantenerse en las sendas correctas que conducen a objetivos estimulantes y a compensaciones valiosas.






Fuente: Elaborada por Róger Méndez.

[1] Veáse R.J. House, «A Path-Goal Theory of Leader Effectiveness», Administrative Science Quarterly, Sept. of 1971, pp. 321-338, cit. pos. Kreitner & Kinicki op. cit., (1997, p. 477)

[2] Cfr. R.J. House y T.R. Mitchel, «A Path-Goal Theory of Leadership», Journal of Contemporary Business, Fall of 1974, p. 83.