jueves, 1 de octubre de 2009

Teoría del Liderazgo del Gran Hombre y... ¿La Gran Mujer?

Esta teoría parte de que los líderes nacen, no se hacen. Los grandes líderes emergerán cuando exista una gran necesidad de ellos. Las primeras investigaciones que se llevaron a cabo sobre liderazgo se basaron en el estudio de la gente que había existido, vivido y actuado como grandes líderes.

Esta gente a menudo provenían de la aristocracia, algunos de las clases bajas habían tenido la oportunidad de ser líderes, así se contribuyó a la noción de que el liderazgo había sido algo relacionado con la crianza, es decir, un asunto hereditario, que sólo se
podía manifestar en las “buenas familias”.

La idea del “Gran Hombre” también anduvo extraviada dentro del campo y dominio del mito, con nociones asociadas a que en tiempos de necesidad, un “gran hombre” se iría a levantar, casi mágicamente.

Esto fue fácil de verificar, señalando la gente los casos de Eisenhower y Churchill, lo cual se comprueba con algunos otros casos tiempos más atrás, como lo son los liderazgos de Jesús, Moisés, Josué, etc.

Resalta que las discusiones sobre asuntos de género no estaban sobre el tapete cuando la teoría del “Gran Hombre” fue propuesta. Desde mi punto de vista, hubo un soslayo adrede sobre el tema, puesto que la historia registra mujeres líderes en la antigüedad, como fue el caso de Débora mujer de Lapidot; Ester la esposa del rey Medo-Persa Asuero, que reinó desde la India hasta Etiopía sobre ciento veintisiete provincias (i), la misma reina egipcia descendiente de la dinastía de los Ptolomeos, que llevó el nombre de Cleopatra VII (ii); y últimamente, Eileen Collins, la primera mujer en comandar un transbordador espacial (iii); es cierto que la gran mayoría de los líderes de la antigüedad fueron hombres y la mujer fue reservada para otro tipo de roles, pero, no se debe olvidar de que la mayoría de los investigadores sobre el tema fueron hombres también, lo cual agregó una inclinación partidista prejuiciosa a favor de género masculino.

i) Dice textualmente La Biblia: “[…] Gobernaba en aquel tiempo a Israel una mujer, Débora, profetisa, mujer de Lapidot […] Y el rey (Asuero) amó a Ester más que a todas las otras mujeres, y halló ella gracia y benevolencia delante de él más que todas las demás vírgenes (¿empatía?); y puso la corona real en su cabeza, y la hizo reina en lugar de Vasti […]” La Santa Biblia, Jueces 4:4; Ester 1:17, Corea, Sociedades Bíblicas Unidas, © 1960, antigua versión de Casiodoro de Reina (1569), revisada por Cipriano de Valera (1602), p.243 y p. 485.

ii) Dice textualmente: Cleopatra, n. de siete reinas de Egipto. La más famosa fue Cleopatra VII (69-30 a.C.), célebre por su belleza. Cautivó sucesivamente a César y a Marco Antonio. Se dio muerte haciéndose morder por un áspid, después de la derrota de Marco Antonio en Accio. García-Pelayo y Gross (Ramón), Pequeño Larousse Ilustrado, (diccionario), México, D.F., Ediciones Larousse, © 1980, edición de 1980, ISBN: 2-03-020541-9, p. 1205.

iii) Manifiesta Collins con relación a la posibilidad de la ocurrencia de un desastre en el transbordador Discovery en su ingreso a la atmósfera de la tierra entre el 9 y el 10 de agosto del corriente, en operación de aterrizaje “[…] No siento nervios, ni emoción, ni presión, no puedo pensar en lo que pasa afuera […]” Revista PROA, La nación (periódico),Eileen Collins Heroína del Espacio: Un aterrizaje de infarto, Costa Rica, La nación, domingo 21 de agosto de 2005, pp. 8-11. Itálica agregada.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Good way of telling, and good post to take
information regarding my presentation topic, which i am going
to convey in institution of higher education.


Feel free to visit my site; zeltiq